Los hoteles más extravagantes de Latinoamérica

Este grupo de hoteles va más allá de la cortesía de preparar la cama para los huéspedes por la noche y ofrecer desayunos gratis, a fin de que tu estancia sea más memorable. 

Tubohotel (Topoztlan, México)

Su diseño toma como modelo el curioso Dasparkhotel en Linz, Austria; el Tubohotel ha transformado 20 tubos de alcantarillado de hormigón en habitaciones de hotel minimalistas. 

Ingeniosamente dispuestos en grupos de tres, los tubos tienen 2,4 metros de ancho por 3,3 metros de largo y cuentan con una cama matrimonial, una lámpara de escritorio y un ventilador. El hotel no está hecho para los viajeros claustrofóbicos o para quienes buscan amenidades. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.14.38

Costa Verde (Quepos, Costa Rica) 

En la espesa selva a lo largo de la costa oeste de Costa Rica se encuentra el cuerpo de un antiguo Boeing 727. 

No son los ominosos restos de un vuelo que salió mal, sino la suite de un hotel de lujo. 

El avión pende de la ladera de una colina entre varios alojamientos más tradicionales; el fuselaje de este antiguo avión de 1965 ha sido convertido en una suite de dos habitaciones, con todo y un área de comedor, sala de estar y un pequeño observatorio para ver los tucanes, los monos aulladores y otras criaturas de la selva. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.14.28

Endémico (Valle de Guadalupe, México) 

“Cabaña de lujo” parece ser una contradicción, pero no si se trata de los 20 alojamientos de diseño exclusivo que componen este refugio de Baja California. 

El hotel se encuentra en un terreno escarpado, así que se mezcla con el paisaje de esta fértil región vinícola a solo 90 minutos de San Diego. 

Construido a 18 metros sobre un enorme árbol de Guanacaste en el bosque lluvioso en una región remota al sur de Costa Rica, este alojamiento arbóreo le ofrece a los huéspedes lujos inesperados, como duchas de agua caliente y aire acondicionado, además de una impresionante vista de la vida silvestre del lugar. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.21.31

Hotel Único (Sao Paulo, Brasil) 

Además de su nombre, lo que hace que este hotel sea único es su forma. 

La construcción fue simplemente una manera ingeniosa de evitar los códigos de la ciudad respecto a la altura de los edificios. 

El interior no se diferencia mucho de cualquier otra propiedad de lujo, excepto quizá por las ventanas circulares de las habitaciones y la extraña pared transparente y plegable que separa la habitación y el cuarto de baño. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.21.24

Canopy Tower (Gamboa, Panamá) 

Este alojamiento de 12 habitaciones que se levanta sobre las copas de los árboles del Parque Nacional Soberanía tiene un origen inusual. 

Fue construido por la Fuerza Aérea de EE.UU. en 1965 como una torre de radar para ayudar en la defensa del Canal de Panamá, y más adelante se utilizó para distintos propósitos, desde controlar el tráfico aéreo hasta ayudar en la guerra contra las drogas. Hoy en día, es un hotel y un observatorio de la naturaleza. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.21.07

Palacio de Sal (Potosí, Bolivia) 

Podrías sentirte tentado a lamer las paredes de este excéntrico hotel, pero por favor no lo hagas. Especialmente si padeces de presión sanguínea alta. 

El inusual material del edificio fue utilizado para construir los pisos, techos y casi todo lo demás, incluyendo las camas y el campo de golf de nueve hoyos ubicado en la propiedad. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.20.37

Montaña Mágica (Panguipulli, Chile) 

Es todo un recorrido llegar hasta este refugio de 13 habitaciones ubicado en la Reserva Biológica de Huilo-Huilo, pero si lo logras, te deleitarás en un hotel cubierto de vides, en forma de volcán, con erupciones diarias que arrojan agua por el lado de la propiedad. 

El trabajo de madera en el interior te hará sentir como si estuvieras dentro de un árbol hueco. 

Debido al estilo y sensación del lugar, podrías pensar que estás rodeado de hobbits, pero tus vecinos en realidad son los pumas, búhos pigmeos y otras criaturas del bosque. Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.16.25

Quinta Real Zacatecas (Zacatecas, México) 

Con solo darle una mirada a este hotel de lujo, es fácil imaginar su encarnación previa como la Plaza de Toros San Pedro, un estadio para las corridas de toros que data del siglo XIX. 

Cuarenta y nueve habitaciones ahora se encuentran donde una vez estuvo la tribuna y la pista. 

Todo esto ha sido renovado para recibir a los huéspedes del hotel mientras se preserva el clásico estilo colonial de la estructura. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.21.16

EcoCamp Patagonia (Torres del Paine, Chile) 

El campamento de lujo se encuentra con la sostenibilidad en este grupo de suites en forma de iglú que albergan a los visitantes que exploran las escarpadas llanuras patagónicas con el operador de tours de aventura Cascada Expediciones. 

Los domos están diseñados para parecerse a las moradas de la tribu nómada Kaweskar que una vez habitó el área. 

Las características ecologistas incluyen estufas de madera de baja emisión y sanitarios composteros de vanguardia. 

Captura-de-pantalla-2014-04-12-a-la(s)-08.20.56

Fuente imágenes: CNN en Español

 
 

También te podría gustar...

Comentarios