Consejos para trabajar en le Unión Europea

comision-europea

¿Buscas oportunidades laborales en otros países de Europa? Sigue algunas de estas indicaciones para conseguir tu objetivo.

1. Normas laborales: Antes de nada debes informarte sobre la normativa del país en el que vas a trabajar. Aunque existen normas comunes en toda la UE, son los propios estados quienes deciden la legislación para trabajadores de otros países. Debes familiarizarte con las condiciones de tu destino, en particular las referentes a tu puesto de trabajo.

2. Currículum: Presenta tu currículum en el formato europeo estándar, el EUROPASS. Así agilizarás trámites en el proceso de selección. Incluye una fotografía, todos tus estudios, formación y experiencia laboral. También es recomendable que adjuntes una carta de presentación y motivación junto a tu currículum.

3. Documentación: Como ciudadano de la UE tu DNI o pasaporte es documentación suficiente, pero debe estar actualizada. Tu carnet de conducir también debe estar al día, en caso de que sea necesario para tu trabajo.

4. Titulación: Si dispones de titulación universitaria intenta homologarla, para que (si es posible) tenga la misma validez que un título del país donde vas a trabajar. Ponte en contacto con el centro donde te licenciaste para que te informen de tus opciones.

5. Idioma: Lo ideal es que domines el idioma del país de destino, aunque cada vez más se aceptan trabajadores que tengan un nivel alto de inglés. Es crucial que te asegures de este aspecto, y que la oferta de trabajo especifique el idioma que precisan y su nivel. Por tu parte, no trates de engañar a tu empleador: si no dominas el idioma y mientes al respecto, te quedarás sin tu empleo.

6. Sanidad: No olvides solicitar la tarjeta europea de la Seguridad Social, con la que tendrás derecho a atención sanitaria hasta que caduque al cabo de dos años. Otra buena opción es contratar un seguro para tu periodo de estancia en ese territorio.

7. Prestaciones: Si estás cobrando prestación por desempleo, y estás en situación de desempleo total, puedes seguir cobrando dichas prestaciones en cualquiera de los países de la Unión Europea.

8. Permisos de trabajo: Antes de nada, infórmate sobre permisos de residencia y trabajo en la embajada del país al que te diriges. Existen permisos de trabajo sin restricciones, como la Tarjeta de Residente de Larga Duración CE (TRLD-CE), válido para todo el territorio europeo.

9. Impuestos: ¿Tu estancia laboral va a ser prolongada? En ese caso debes conocer el porcentaje que vas a pagar en impuestos. Descuenta esas tasas para saber si merece la pena tu continuidad en ese puesto de trabajo.

Si vas a trabajar en Europa, contrata tu seguro Schengen. Consigue la mejor cobertura.

F/Axa-assistance-segurodeviaje.es/

También te podría gustar...

Comentarios

Más en Noticias
¿Qué debes saber para acceder a las nuevas ayudas al alquiler?

El Consejo de Ministros del pasado 18 de julio dio el paso definitivo para la aprobación del nuevo Plan Estatal...

Cerrar