¿Cómo prepararse para mudarse a otro país?

img_como_prepararme_para_mudarme_a_otro_pais_33716_600

Si ya has tomado la decisión de mudarte de país, ten claro que has dado el paso más importante, pues no es nada fácil alejarse de tu entorno, de tu familia y amigos, y tampoco lo es empezar de cero en otro país, conocer nuevas culturas, nueva gente. Si estás dispuesto a vivir esta inolvidable y enriquecedora experiencia, antes, deberás pasar por algunos trámites necesarios. En unComo.com te lo pone un poco más fácil y te da las claves sobre cómo preparse para mudarse a otro país. Sigue estos consejos y haz que esta aventura sea increíble desde el principio.

Mentalización

Lo hagas por la razón que lo hagas, cambiar de país y empezar de cero en otro entorno totalmente diferente al tuyo es una decisión difícil de tomar. Este cambio conllevará mucho trabajo así que deberás tomartelo con calma. Te aconsejamos hacer un planing y organizar todas las tareas que debes llevar a cabo antes de mudarte, así podrás avanzar tareas antes y ganar tiempo.

Sobre todo, debes tener paciencia, pues tanto en guardarlo todo en cajas y empaquetar tus objetos personales como en realizar los trámites burocráticos tardarás un tiempo. ¡No desesperes! La aventura empieza también ahora, así que deberás mentalizarte y saber que aunque los primeros días sean duros, valdrá la pena.

Documentos

Antes de realizar la mudanza, propiamente dicha, debes dejarlo todo atado para no tener problemas en tu nuevo país. Los llamados trámites burocráticos pueden llevarte tiempo, pero es imprescindible tener en regla toda la documentación necesaria si no quieres tener problemas en tu país de acogida. Infórmate bien sobre todo lo que realizar tanto en tú país como a la llegada a tu nueva residencia. A continuación te especificamos algunos de los documentos más importantes a tener en cuenta antes de partir.

  • DNI y Pasaporte: es indispensable que tu número de identificación personal esté vigente. Cerciórate de que ambos estén vigentes y de que no caduquen el tiempo que estés en el exterior, para no tener ningún problema para regresar al país.
  • Títulos: si te trasladas por motivos de trabajos o estudios, deberás tener tus títulos en vigor. Además, es importante ver si son convalidables en tu próximo destino. Pues, en caso contrario, deberás hablar con tu universidad o escuela para ver cómo se puede convalidar el título en el extranjero.
  • Otros: Hay otros documentos importantes a tener en cuenta como el permiso de residencia, el libro de familia, el contrato de alquiler o la Seguridad Social. Si bien estos no son imprescindibles son necesarios para saber, por ejemplo, dónde y cómo tributar. Si no sabes cómo resolver estas pequeñas incidencias, consúltalo con un gestor.
  • Sanidad: En cuestión de salud, recuerda vacunarte o realizarte un seguro médico si tu sistema actual no lo cubre.

Trámites de cancelación

Una vez tengas en regla los documentos anteriores en tu país de orígen, debes procurar llevar a cabo los siguientes trámites burocráticos en el país de destino.

  • Tarjetas de crédito: Ten presente que si resides por mucho tiempo en el nuevo país, deberás dejar de utilizar tus tarjetas de crédito o débito acutales, pues probablemente te cobren comisiones por cada uso. Si vas a quedarte por mucho tiempo, lo más recomendable es abrir una nueva cuenta y hacer una nueva tarjeta en el país de destino.
  • Domiciliación bancaria: Si tienes gastos en el país de origen a tu nombre y te marchas, recuerda cancelar dichos recibos para que no te los sigan facturando. Por ejemplo, el gimnasio, las suscripciones…
  • Pago de servicios y alquiler: la luz, el agua o el gas, ahora son recursos que consumirás en el país extranjero y, por ende, deberás pagar allí. Consulta lo tipos de contrato y ten presente por cuánto tiempo te quedarás en el país para no ser penalizado. Asimismo, consulta el precio de alquiler y gestiona los contratos a los que puedes responder. En cualquier caso, ponte en contacto con una agencia de vivienda en el país de destino para que te ayude en estos trámites.
  • Teléfono móvil: hoy en día es imprescindible contar con un dispositivo móvil si quieres comunicarte con frecuencia. Por ello, conservar tu número de país de origen no será útil, pues se facturarán cargos de teléfono al mantener contratada una compañía extranjera al país donde ahora resides. Procura buscar una compañía telefónica dentro del país de residencia, sobre todo si vas a estar más de 6 meses.

Organización económica

Planificarte económicamente en tu nueva vida en un país totalmente diferente es básico. Si tu traslado requiere cambiar de moneda, procura organizarte. Haz un cálculo para saber de qué dispones y cuánto necesitarás durante los primeros días, antes de trasladar tu dinero a una cuenta corriente de un banco del país de destino. Lo más conveniente es realizar una transferencia antes de retirar dinero en efectivo, podrías salir perdiendo.

Equipaje

Cajas, maletas… ¡Todo se amontona! Lo principal es organizarte antes de empacar tus objetos. Haz una lista con todo aquello que es realmente imprescindible. Sabemos que dejarás un montón de recuerdos atrás, pero es imposible cargar con todo. No obstante, no te descuides aquellos artículos que sean más especiales para tí, como fotografías o cartas. Guarda en cajas todo aquello que no vayas a llevarte y empaqueta todo lo que sí será necesario para tu día a día: ropa de temporada, zapatos, enseres… Piensa que hay cosas que siempre podrás comprar o substituir allí, así que procura no cargar con demasiados trastos inútiles.

A la hora de hacer el equipaje, recuerda detallarlo todo y dejarlo todo marcado, así a la hora de desempaquetar o buscar objetos sabrás identificarlos ordenadamente. Por ejemplo, coloca en una caja todos los objetos de cocina, los recuerdos, la ropa de verano o invierno, los discos, las películas… Si cada caja tiene un cartel será más fácil de identificar dónde está cada cosa.

Ten en cuenta cuántas maletas estás dispuesto a facturar si vas a coger un avión o bien piensa en que tus seres queridos vayan enviando poco a poco cajas con todo aquello que necesites.

Primeros días

Si no has tenido contacto antes con tu nuevo país de residencia, deberás tomarte un tiempo para hacerte con el nuevo entorno. Empápate de su cultura y su manera de vivir para poder conocer, también, a gente nueva. Por otro lado, si todavía no tienes dónde vivir, los primeros días deberás buscar un buen alquiler. Durante tus primeras semanas en el nuevo país de residencia, también deberás llevar a cabo trámites burocráticos para acabar de atarlo todo y poder vivir con tranquilidad.

Intenta programarte y distribuir tu tiempo para que puedas hacerlo todo lo antes posible. Y sobre todo, durante los primeros días en tu nuevo hogar deberás mentalizarte de que el cambio acabará siendo positivo, pues si más no será una experiencia vital que te ayudará a crecer y mejorar. Quizás los primeros días sientas nostalgia de tu vida anterior, pero debes abrirte, perder la vergüenza y procurar crear un nuevo ambiente y hacer nuevos amigos… ¡Seguro que después no querrás irte!

También te podría gustar...

Comentarios

Más en Noticias
El inesperado boom de las remesas que beneficia a América Latina

Los US$65.382 millones de remesas recibidos en Latinoamérica y el Caribe en 2014 son un récord histórico que superó la...

Cerrar