27 Sabrosos Refrigerios Latinoamericanos

Esta lista de refrigerios que verás a continuación, te hará agua la boca. Si no has probado nunca una arepa, un choripán, unos tequeños, el ceviche… Créeme, ¡no sabes lo que te estás perdiendo…

1. Croquetas

ref1

Las croquetas son pequeños bocados cremosos de jamón, pollo o bacalao picados, empanizados y fritos. Son fabulosos para picar en las fiestas, y verdaderamente trascendentes en forma de emparedado entre dos trozos de pan cubano untados con mantequilla. Por otra parte, literalmente podrías colocar basura en un pan cubano untado con mantequilla y de todas formas sería delicioso. Si no te molesta que tu casa huela a “cosas fritas” durante los proximos años, puedes intentar hacerlas tú mismo.

2. Papas rellenas

ref2

En esencia, las papas rellenas son unas “bolas de papa”. Estas son pequeñas y gruesas esferas de puré de papa empanizadas, las que amorosamente rodean una generosa cucharada de carne de res molida, usualmente mezclada con cebolla, pimiento y aceitunas picadas. Y el ángel sonríe.

3. Pupusas

ref3

“Pupusa” es una palabra graciosa para gritar por la ventana del coche y también es una delicia compuesta por una tibia y esponjosa tortilla de maíz que incorpora deliciosos rellenos directamente hacia tu paladar. La verdad es que podrías hacer una pupusa de cualquier cosa, pero recomendaría servirla con alguna combinación de queso suave, tiras de cerdo y frijoles refritos. Pones encima de tu pupusa un poco de curtido (una ensalada hecha con tiras de verduras en escabeche) y salsa de tomate y ¡estás hecho!

4. Pastelitos de carne

ref4

“Pastel” puede significar diferentes cosas a lo largo de América Latina (tortas para algunos, pasteles para otros). En este caso, se refiere a un pastelito hojaldrado de capas dulces rellenas con cosas exquisitas. Para algo salado, prueba los pastelitos rellenos con picado de chorizos picantes o carne de res con cebollas y aceitunas. Estos pastelitos son excelentes para picar en fiestas y también fabulosos para un suculento refrigerio al mediodía.

5. Tequeños

ref5

Básicamente los tequeños son la evolución de los palitos de queso, los que se hacen cubriendo palitos de queso blanco con una masa ligeramente dulce y friéndolos hasta que se formen corazoncitos en tus ojos. Son grandiosos para servir en bodas, fiestas, en casa mientras ves una película, en el trabajo bajo tu escritorio, en tu bolso mientas vas en el auto o mientras acosas a alguien en Facebook. Básicamente, son grandiosos en cualquier momento.

6. Arepas

ref6

Si nunca has probado una arepa, detente, consigue una y luego regresa a esta lista. Las arepas vienen en dos variedades básicas: las dulces, cremosas y esponjosas de maíz amarillo, las cuales son formidables con queso como parte del desayuno; y las menos dulces, que tienen una abertura como si te estuvieras preparando un emparedado. Rellénala con frijoles negros, aguacate, cerdo, res, pollo, plátanos dulces, con queso blanco o con cualquier cosa que tu corazoncito desee.

7. Tostones

ref7

Un buen tostón (o patacón), es decir una pequeña rodaja de plátano machacada y frita, debe estar crujiente en los bordes exteriores y ligeramente blanda en el centro. Son geniales como aperitivo (acompañado, por ejemplo, con algún queso blanco salado y carne en tiras o mojados en mojo), como una guarnición o como una nave crujiente y salada que te transportará al paraíso.

8. Mofongo

ref8

Adaptado tiempo atrás del plato original africano llamado “fufu” (y en efecto algunos países como Cuba aún se refieren a esto como fufú), el mofongo está hecho a base de plátanos fritos (o posiblemente yuca, si lo prefieres) hechos puré junto con ajo, aceite y, porque la vida es para vivirla, chicharrones de cerdo; usualmente se rellena con carne, pollo, cerdo, camarón o cualquier cosa que se te ocurra. Algunos restaurantes lo sirven como un aperitivo, otros como un plato principal, pero no dejes que los convencionalismos sociales te impidan comer esto todo el día, todos los días.

9. Empanadas

ref9

Es probable que estés muy familiarizado con las empanadas. Básicamente son unos pastelitos fritos u horneados y con rellenos de toda clase de cosas deliciosas. Cada país tiene su propia y única masa, método de preparación y su relleno para hacer empanadas, yo les sugiero probar una de cada una. Ya sabes, con propósitos de investigación. ¿Que cuál es mi favorita? Las empanadas horneadas rellenas con carne de res, cebolla, aceitunas, pasas y mucho huevo duro.

10. Mariquitas

ref10

Las mariquitas son plátanos fritos cortados en rodajas o en tiras largas. Puedes comértelas sin nadas o usarlas como nachos fritos, cubriéndolas con salsa de carne y queso. Sin embargo, la mejor forma de comerlas es con mojo, una salsa con aceite, montones de ajo y una pizca de cítricos. El mojo es tan bueno que querrás bañarte con él. Pero guárdalo para los plátanos fritos.

11. Ceviche

ref11

El ceviche, un plato popular que es ideal para el verano, es más un método de preparación que un plato especifico. Pescado muy pero muy fresco y crudo (o, en realidad, cualquier producto del mar) “cocinado” con jugos cítricos. Tradicionalmente se sirve con ají, una salsa peruana intensamente picante y cítrica, y es acompañado de almidones como camote y maíz; el platillo es refrescante, ligero y lleno de sabor. Aunque comúnmente se asocia con Perú, muchos países ofrecen sus propios sabores con diferentes salsas y acompañamientos. Si lo haces en casa, tienes que usar los mariscos más frescos posibles.

12. Papas a la Huancaína

ref12

Fabuloso como un aperitivo o para comer continuamente durante el día hasta literalmente explotar. Este plato está hecho con rodajas gruesas de papa cocida dentro de una salsa suave hecha principalmente con queso fresco y leche evaporada. Sírvelo con aceitunas negras rellenas y también puedes hacerlo con uno o seis huevo duros y ¡estás hecho! Aprende cómo hacerlo, luego usa la salsa para… realmente para cualquier cosa. Hasta puedes tomártela.

13. Salchipapas

ref13

Las salchipapas, esencialmente la “poutine” de América Latina, son un plato hecho de papas fritas y rodajas de salchicha o perros calientes fritos. Puedes agregarle queso, acompañarlo con ensalada de col, llenarlo de mayonesa, atestarlo de salsa de tomate, ahogarlo en salsa picante o solo dejar que se te caiga la mandíbula y disfrutar de esta delicia.

14. Choripán

ref14

Tomas un chorizo y lo pones en medio de pan crujiente: ¡pum!. Choripán. Ponle cebollas y un poco de chimichurri si quieres ponerte un poco extravagante.

15. Chivito

ref15

Un chivito es una cabra pequeña, lo cual tiene sentido ya que las cabras pequeñas son notoriamente buenas al hacer emparedados. Los chivitos se sirven dentro de un panecillo, y se hacen típicamente con rebanadas finas de carne a las brasas y queso mozzarella, luego acompáñalo con cosas como tomate, aceitunas, huevos, mayonesa o con lo que quieras.

16. Faína

ref16

La faína es básicamente un pan plano hecho con harina de garbanzo. Cómetelo como un bocadillo o un aperitivo, con o sin acompañamientos o colócala encima de una pizza, estilo “a caballo”. Ya sabes, porque parece que la faína es el jinete de la pizza. Más o menos.

17. Torta

ref17

Una torta es un gran emparedado mexicano y para comértela necesitas tus dos manos y posiblemente la ayuda de un amigo. Las tortas están hechas con un crujiente pan de forma ovalada y pueden estar rellenas con todo tipo de cosas mágicas como jamón, chuleta empanizada, aguacates y sueños. Pruébalas a la parrilla para obtener una sensación extra especial.

18. Tamales

ref18

Vamos a dejar algo en claro: el tamale no existe. Es tamal. O tamales, si te topas frente a un buen número de ellos. Los tamales varían de un país a otro, pero normalmente están hechos con una base de masa de maíz amarillo o blanco y servidos de forma simple o rellenos con carne, queso y/o vegetales. La presentación también puede variar, pero los verás grandiosamente servidos dentro de hojas de maíz u hojas de plátano, en las cuales a veces se hierven los tamales.

19. Chicharrones

ref19

Chicharrones de cerdo. CHICHARRONES DE CERDO. ¿Cerdo? ¿Chicharrones? ¡Cerdo! ¡De cerdo! Puedes encontrar una versión “más carnosa” o las versiones infladas más sanas (“más sanas”) que se venden en bolsas, de manera parecida a las papas. Ambas merecen reverencias.

20. Carimañolas

ref20

Las carimañolas son grandes buñuelos de yuca que a menudo se rellenan con queso y carne en tiras, y usualmente se sirven con una salsa de crema llamada suero. La yuxtaposición de un almidón caliente, denso y frito con carne condimentada, queso pegajoso y una salsa densa y fría es la razón por la que estamos en este planeta. Este es el verdadero significado de la vida.

21. Shucos

ref21

Los shucos son la evolución de los perros calientes. Y mientras “shuco” significa sucio, estos perros en realidad son muy elaborados. (y, con suerte, también bastante higiénicos). Se hacen tanto con salchichas tradicionales para hot dog como con otro tipo de embutidos y se degustan con diferentes ingredientes como aguacate, repollo, salsa picante, mostaza y pimientos.

22. Fugazza

ref22

Una fugazza representa a Argentina mirando hacia Italia y su focaccia de arriba hacia abajo y diciendo “lo conseguimos”. Es tan fabuloso como el pan de un emparedado y te apetece metértelo en la boca mientras lloras porque es demasiado precioso.

23. Pão de Queijo

ref23

¡Panecillos de queso! Estas son pequeñas esferas de masa chiclosa y crujiente de maíz o de yuca, las cuales guardan un secreto especial: QUESO. EL QUESO ES EL MEJOR SECRETO DE TODOS.
Hablando de bondades del queso y de la masa, el chipá es esencialmente un panecillo de queso que ha perdido la lucha contra su panecillo y se ve confinado a tomar la forma de un círculo o una herradura, mostrando así que la belleza viene en todas las formas y tamaños.

24. Baleada

ref24

Las baleadas son hechas con una tortilla de maíz y colocando sobre ella frijoles refritos, doblándola a la amigad y pagando porque algo parecido sea pintado sobre terciopelo negro. Puedes agregarle cosas deliciosas como crema, queso, plátanos, pollo, carne de res, aguacate o, tú sabes… lo que quieras.

25. Chilaquiles

ref25

Toma una tortilla de maíz (sin importar dónde la consigas), córtala en cuadritos y luego fríelos. Cúbrelas con salsa. ¿Quizás una salsa de mole? ¿Quizás una salsa roja? Tú decides cuál salsa quieres. Deja que se ahoguen los cuadritos. Agrégale huevos. Agrégale carne. Agrégales queso por encima. Sírvelos en un plato. Este es un gran platillo para el un desayuno-almuerzo pero, en realidad, ambos sabemos que lo comerás en el momento que tú quieras.

26. Catrachitas

ref26

Toma una gran tortilla redonda (frita no cocida. Porque, vamos…), frijoles refritos, queso (puedes freír eso también, supongo, si realmente quieres) y salsa picante. Colócalos juntos. Cómetelos. De preferencia después de una larga noche de bebidas. Si quieres, puedes meter tu tortilla frita en una pequeña olla de arcilla llena de queso derretido y frijoles. Vamos, yo no te obligaría. Pero puedes hacerlo.

27. Anticuchos

ref27

Por que todo sabe mejor en un pincho, hasta los corazones de res. Marina un poco de carne, como carne de res, pollo, cabra o el antes mencionado corazón, colócalo en un pincho de madera y coloca a ese bebé en la parrilla. Puedes agregarle algunas papas o pan crujiente y hacer un plato principal, porque ¡qué delicia!.

Fuente: Circoviral.com

 

También te podría gustar...

Comentarios

Más en Noticias
La obtención de la nacionalidad española dejará de ser un trámite gratuito y costará hasta 300 euros

Por la entrada en vigor de la reforma del Registro Civil este viernes Tendrán que pagar obligatoriamente 100 euros de...

Cerrar