informe-de-retribuciones-881x399

La crisis no solo ha tenido un desbordado impacto en la tasa de actividad de nuestro país, o lo que es lo mismo, en el elevado nivel de desempleo que padecemos; también se ha traducido en una importante reducción de las remuneraciones ofrecidas por las empresas a sus trabajadores. Pese a la situación de incipiente recuperación económica, la inmensa mayoría de los profesionales que se han incorporado al mercado laboral durante el último año, ya sea por primera vez o porque han conseguido otro empleo, están recibiendo salarios (considerablemente) inferiores a los que las empresas ofrecían antes de 2008.

Con el objetivo de obtener una imagen lo más fiel posible de la política salarial de las compañías, el Informe Infoempleo Adecco 2015: Oferta y demanda de empleo en España recoge un completo análisis de las retribuciones percibidas por los profesionales durante el último año (Capítulo 9 – Pág. 215). He aquí algunos datos clave con los que entender de forma rápida y sencilla la situación:

1. Siete de cada diez trabajadores no se siente bien remunerado

El 72,3% de los trabajadores españoles cree que no recibe la remuneración suficiente por su trabajo, mientras que un 27% se siente satisfecho con su salario. El 0,7% restante considera que su retribución es excesiva para el trabajo que realiza.

El sueldo medio  se ha situado, durante el último año  y según la información facilitada por los profesionales en activo encuestados, en los 21.842,55 euros brutos al año. Para los puestos directivos el salario medio ha sido de 45.198,13 euros; para los mandos intermedios, de 29.182,95 euros; y para los empleados, de 17.564,77 euros.

2. El salario para un mismo puesto puede variar en más de 12.000 euros por la antigüedad

El salario medio de una persona que lleva menos de un año en una empresa es de 17.248 euros brutos al año, mientras que el de otra persona cuya antigüedad es superior a 10 años es de 29.426 euros para el mismo puesto. Esto pone de manifiesto el peso de la antigüedad en las retribuciones de los trabajadores españoles, ya que, de media, la brecha salarial supera los 12.000 euros, a pesar de que desempeñan las mismas funciones y ocupan el mismo puesto de trabajo.

3. Un hombre cobra 6.500 euros más que una mujer

Las diferencias retributivas entre hombres y mujeres son una realidad en nuestro país. Según los datos recogidos, los profesionales varones perciben una remuneración que es, de media, 1,35 veces la de una mujer. O lo que es igual, una mujer cobra el 74,1% del salario de un hombre. Mientras que el salario medio en España es de 21.842,55 euros brutos anuales, el de un varón es de 25.205,04 euros y el de una mujer es de 18.671,59 euros. Esto es, la brecha salarial entre hombres y mujeres en nuestro país supera los 6.500 euros al año.

4. El sector industrial y el área de administración de empresas, los mejor retribuidos

El sector en el que se desarrolla la actividad profesional influye de manera decisiva en las retribuciones que perciben los profesionales. El sector industrial tiene el salario medio más elevado, con 26.793 euros brutos al año, seguido del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), con una retribución media de 24.129 euros. También por encima de los 20.000 se encuentra el sector de la construcción, con 22.461 euros. Lejos se quedan las actividades del sector primario (agricultura, pesca y ganadería), con 19.180 euros brutos al año, y el de servicios (18.968 euros). De media, la industria paga a sus trabajadores 7.825 euros más de lo que lo hace el sector servicios, que es el peor retribuido en nuestro país.

El área funcional es otro factor a tener en cuenta cuando se analizan los salarios en España, pues existe una diferencia de más de 21.000 euros entre el área de la empresa con mayores retribuciones y la de menor rango salarial. En primer lugar se encuentra el área de administración de empresas, que incluye sub-áreas como contabilidad o finanzas, y que cuenta con una retribución media anual de 34.866 euros. Muy de cerca le sigue el departamento legal, con un sueldo medio de 34.020 euros al año.Las cuatro áreas con menores retribuciones son las de compras, logística y transporte (19.862 euros), administrativo y secretariado (17.522 euros), medios, editorial y artes gráficas (17.515) y, por último, el área de atención al cliente, que cuenta con el salario medio más reducido: 13.567 euros brutos al año.

5. A mayor nivel formativo, mayor retribución

El nivel formativo es otro de los factores que más influyen en la fijación de retribuciones. A mayor formación, mayor es también la remuneración percibida por los profesionales. Este hecho se asocia con la necesidad de una mayor cualificación para el desempeño de determinadas funciones. La brecha salarial en el caso de la formación puede alcanzar los 18.300 euros anuales, que es la diferencia que existe entre el sueldo de un trabajador con doctorado (28.847,73 euros) y el de uno sin estudios (10.549,18 euros).

6. La edad, otro de los aspectos que más influye en las remuneraciones de los trabajadores

Los trabajadores de entre 41 y 45 años cuentan con el mayor nivel salarial medio, 25.735 euros brutos anuales. Por contra, el grupo de empleados menores de 26 años percibe una retribución de 11.817 euros, por lo que la diferencia se sitúa en casi 14.000 euros.

Aunque la tendencia salarial es ascendente a medida que aumenta la edad, el grupo de trabajadores mayores de 45 años percibe de media 2.300 euros menos que el grupo de entre 41 y 45 años.

Esta reducción que se observa en la retribución de los mayores de 45 años con respecto a los profesionales de entre 41 y 45 años responde a la menor oferta salarial que reciben los primeros al incorporarse de nuevo a una empresa (18.833,47€). Los trabajadores con más de 45 años que llevan diez o más años en la compañía reciben un salario que asciende hasta los 32.534,03 euros.

7. Los profesionales con contrato indefinido son los mejor retribuidos

El tipo de contrato que tenga un trabajador también influye de manera directa en la retribución que éste percibe por su trabajo. La remuneración media para un trabajador con contrato indefinido es de 26.497 euros, mientras que la de un profesional por obra y servicio es de 16.713 euros y la de uno con contrato temporal o eventual es de 15.099 euros. La diferencia, por tanto, entre una relación contractual indefinida y una temporal es de 11.398 euros.

Si hablamos de contratos formativos o de prácticas y de convenios de prácticas o becas remuneradas, la diferencia es aún mayor. En el primer caso el salario medio es de 13.928 euros. En el segundo, de 11.400 euros.

8. Más de la mitad de las empresas han congelado los salarios de sus trabajadores

Aunque la economía ya muestra signos de recuperación, no todas las empresas han retornado aún a los niveles de actividad previos a la crisis y sus efectos siguen siendo evidentes, especialmente en materia retributiva. Por ello, el 51,1% de las compañías encuestadas reconoce que en 2015 congeló los salarios de sus trabajadores y el 22,7% asegura haberlos reducido en el último año: un 16,8% ha reducido la parte fija y un 5,9%, la parte variable. Las perspectivas de cara a 2020 no son mucho mejores, pues el 61,5% de las empresas cree que aún entonces no se habrá recuperado el nivel salarial previo a la crisis.

9. Tras la crisis, mismo puesto y menor salario

A pesar de la situación económica que ha atravesado y atraviesa nuestro país, muchas empresas han contratado trabajadores en el último año. A la hora de analizar el salario que han ofrecido a estos profesionales, un 58,1% de las empresas reconoce haber contratado personal bajo unas condiciones salariales inferiores a las de otras personas que ya estaban en la compañía y que realizan funciones similares. Según los datos recogidos en el Informe Infoempleo Adecco 2015, el 27,4% ha ofrecido a las nuevas incorporaciones una retribución hasta un 15% inferior; el 19,6% la ha reducido entre un 15% y un 30%; el 7,3% ha recortado el salario entre un 30% y un 50%; y el 2,8% lo ha hecho en más de un 50%.

10. Un directivo medio percibe 2,6 veces el sueldo de un empleado

De todos los parámetros que se han tenido en cuenta en el análisis de las retribuciones, la categoría profesional se posiciona como el factor que más influye en el salario de un trabajador. Así, un salario está vinculado de forma directa a una mayor categoría profesional y, por tanto, a una mayor asunción de mando y de responsabilidades.

Preguntados por el salario, las empresas no coinciden con las opiniones vertidas por los trabajadores. Así, mientras que las empresas dicen que sus directivos cobran 52.504,66 euros de media, los trabajadores apuntan a los 45.198 euros. En relación a los mandos intermedios, estos afirman cobrar 29.182 euros de media, mientras que los empresarios elevan esta cifra hasta los 38.436 euros. Y, por último, los empleados aseguran percibir una media de 17.564 euros, casi 3.000 euros menos de lo que apuntan las compañías (20.165,82 euros).

F/Blog.infoempleo.com